Semanario FIDES

EL DECANO DE LA PRENSA NACIONAL

Un sembrador de paz, justicia y esperanza

Amigos y familiares se unieron a la alegría del padre, en su aniversario sacerdotal.

Amigos y familiares se unieron a la alegría del padre, en su aniversario sacerdotal.

En su vereda como sacerdote el padre Víctor ha impulsado varios proyectos sociales acompañados de la Palabra de Dios, con el que se han  beneficiado varias personas de escasos recursos.
Lilian Flores
liflores@unicah.edu
Colaboración: padre Víctor Cortés
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
Con una Eucarística en la parroquia Nuestra Señora de Lourdes del barrio El Bosque el padre Víctor Manuel Cortés Calderón, celebró sus 30 años de Ordenación Sacerdotal, en este mismo lugar realizó  su primera Misa acompañado  del Arzobispo de Tegucigalpa Cardenal Óscar Andrés Rodríguez.
En esta celebraciónlo acompañó el padreLuis Gutiérrez , así como  muchas personas que han estado muy cerca en la misión pastoral del padre Víctor,  entre ellas familiares y amigos de Tegucigalpa, de San Pedro Sula y Villanueva, todos demostraron el gran cariño que le tienen a su sacerdote.

PROCESO VOCACIONAL
Como parte de su mensaje el padre también compartió con los asistentes el  surgimiento de su vocación, “siendo un adolescente con mi querida hermana María Antonia “Toñita” nos involucramos de lleno en la Pastoral Juvenil,tuvimos la oportunidad de participar en el Primer Encuentro de Promoción Juvenil que se realizaba en Honduras,  con jóvenes de todas las parroquias de Tegucigalpa”.
Los Círculos de Estudio le  permitieron al  padre conocer más de la Biblia, de la Doctrina Social de la Iglesia, de la Pastoral, fue así que las semillas de paz y justicia eran cultivadas en su mente, al tal grado  de preguntarse: ¿por qué no ser sembrador de paz, justicia y esperanza siendo presbítero, consagrando mi vida al servicio del Evangelio e impulsando iniciativas con y por los pobres y necesitados? ¿porqué no ser un servidor de todos.
“Un día con el canto Ciudadano del Infinito del padre Zezinho, impregnó mis pensamientos y  mis sentimientos. Partí de mi casa, soñando en formarme para ser presbítero, pero mi corazón se desgarraba al dejar a mi padre muy enfermo, pero mi madre me dijo: tienes que irte a realizar tus aspiraciones, tu vocación, a tu noviciado con los Pasionistas,  ya verás que Dios va a poner mano en tu padre y se sanará”, y  así sucedió, estando lejos de Honduras recibió  la noticia de la sanación de su padre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 28 septiembre 2015 por en Arquidiócesis.
A %d blogueros les gusta esto: