Semanario FIDES

EL DECANO DE LA PRENSA NACIONAL

Júbilo en Villa de las Niñas

Mediante la Imposición de Manos se pide que se derrame la fuerza del Espíritu Santo.

Mediante la Imposición de Manos se pide que se derrame la fuerza del Espíritu Santo.

A los que son confirmados y bautizados Monseñor Pineda les recordó algunas frases del Apóstol San Pablo, “ay de mí si no evangelizo”, “el amor de Cristo nos apremia”, con esto los motivó para anunciar a Jesucristo con amor y sin miedo.
Texto y fotos: Lilian Flores
liflores@unicah.edu
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
Después de un año de preparación un grupo de 190 niñas, reciben el Sacramento de la Confirmación, por medio del cual adquieren el compromiso de ser valientes testigos de Jesús y anunciar la Buena Nueva.
Hasta las instalaciones de Villa de la Niñas llegó Monseñor Juan José Pineda, quien con mucha alegría administró el sacramento  a las pequeñas, que a través  de la Imposición de Manos y la Unción del Santo Crisma quedaron impregnadas con la efusión del Espíritu Santo. A esta emotiva celebración se unieron los presbíteros Carlos Rubio, John Wallace y Maximiliano  Orellana, quienes bajo la autorización de Monseñor Pineda también efectuaron el sacramento a las pequeñas.
Monseñor Pineda agradeció el inmenso trabajo que las hermanas de María hacen por la niñez de Honduras, especialmente por las jóvenes que tienen a su cargo, ya que la formación no solamente es  a nivel académico sino también en valores espirituales y morales.

JARDINEROS
Este fue el título que Monseñor Pineda dio a las madrinas y padrinos de las jóvenes, “ustedes son sembradores que tienen que cuidar de estas plantitas, Dios y la Iglesia les dice que sus ahijadas son tierra buena, ninguna de ellas es piedra, ni zarza, ni está a la orilla del camino, son buena tierra, tierra fértil, y a ustedes les toca cuidarlas”
Asimismo les dijo que no solamente hay que echarles agua y abono, de vez en cuando también hay que remover la tierra para que este más esponjosa y entre bien el agua y el oxígeno  para que las plantitas puedan desarrollar sus raíces con más facilidad y que puedan crecer rectas hacia Dios y produzcan buenos frutos. Y si no asumen este compromiso se le escapan a Dios,a la Iglesia, y a sus ahijadas.
A las jóvenes les dijo que con la Confirmación tienen que ser testimonio vivo de Jesús, y que no esperen en tener el pelo blanco para anunciar la Buena Nueva, este es el momento de ser testigos de la paz que necesita nuestro país.

ACTOS CULTURALES
Al finalizar la Eucaristía las niñas hicieron diferentes presentaciones artísticas, con las que demostraron cuanta creatividad y talento hay en ellas. Los aplausos y el asombro por parte de los invitados fueron constantes durante la actuación.
Más de 600 niñas que son parte de la Villa acompañadas de diversos instrumentos musicales entonaron varias canciones folklóricas entre ellas “El Bananero” y “Como yo conozco a Honduras”. Después se realizó un colorido desfile cívico, en honor al Mes de la Patria, este no tuvo nada que envidiar a los desfiles que se realizaron a nivel de los diferentes distritos educativos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 28 septiembre 2015 por en Arquidiócesis.
A %d blogueros les gusta esto: