Semanario FIDES

EL DECANO DE LA PRENSA NACIONAL

Más de 250 jóvenes y adultos renuevan sus promesas bautismales

Alzando las velas, se comprometieron, en hacer brillar la luz de Cristo en sus vidas.

Alzando las velas, se comprometieron, en hacer brillar la luz de Cristo en sus vidas.

La Fiesta de Pentecostés se vivió  una vez  más,  con la venida del Espíritu Santo sobre los confirmandos.
Texto y fotos Lilian Flores
liflores@unich.edu
La gracia de Dios y el fuego del Espíritu Santo se derramó en centenares de catequizandos, que llegaron hasta el Santuario de Nuestra Señora de Suyapa, quienes bajo el sacramento de la Confirmación renovaron sus promesas bautismales. El día esperado llegó para estos feligreses quienes durante año y medio se prepararon para recibir este sacramento, conscientes del compromiso y la misiónque recibieron al ser ungidos con el Santo Crisma. Con el canto de entrada se dio inicio a la Celebración Eucarística presidida por Monseñor Juan José Pineda Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis, acompañado de los presbíteros, Eugenio Aldana,Antonio Salazar, Gilberto Chávez, y Reinaldo Galindo.

MISION
Cada año centenares de jóvenes de las diferentes parroquias reciben su confirmación, pero de estos son contados los que asumen un compromiso dentro de la Iglesia, ya sea en un grupo o un movimiento de tantos que existen. Todos están formados  para ser agentes de cambio dentro de la sociedad misma, con su testimonio de vida puedenayudar a otras personas y dar a conocer la Palabra de Dios. Con el sacramento de la Confirmación se convierten en  discípulos y misioneros de Cristo y sobre todo templos del Espíritu Santo.

MENSAJE
Durante la homilía Monseñor Pineda felicitó a los sacerdotes por el trabajo que realizan en las diferentes zonas urbanas y rurales que forman parte de esta parroquia, ese trabajo se vio reflejado en la cantidad de personas que desde muy temprano salieron de sus casas para ser testigos de esta gran fiesta.
A los catequizandos les dijo “abran las puertas, salgan a anunciar a Jesucristo, trasmitan la fe que recibieron el día del Bautismo,sean testigos de Dios, de Jesucristo y del Evangelio,y no solo dentro de la Iglesia, porque aquí es fácil hacerlo”.
Y les continuó diciendo “aquí adentro es bien fácil decir perdón por los pecados, por  las ofensas, por las malas miradas, por las acciones que hacen daño a los demás, pero al salir de aquí tienen una misión, sean testigos del amor, de la misericordia, de la reconciliación y de la paz, pero también sean templo del Espíritu Santo”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 14 agosto 2015 por en Arquidiócesis.
A %d blogueros les gusta esto: