Semanario FIDES

EL DECANO DE LA PRENSA NACIONAL

Siervo bueno y fiel, entra en el gozo de tu Señor

Al padre Francisco Pereira lo acompañaron a su último adiós, varios sacerdotes y fieles.

Al padre Francisco Pereira lo acompañaron a su último adiós, varios sacerdotes y fieles.

“La fe del Cristiano resucita en Dios y el padre Pereira deja muchas semillas y hoy recogemos esa cosecha, de saber que él ya partió a la casa del padre,” padre Juan Carlos Martínez párroco Catedral Metropolitana.Texto y fotos Equipo FIDES
semanariofides@unicah.edu
El sacerdote español Francisco Pereira,  falleció recientemente en la Arquidiócesis de Tegucigalpa, después de una vida consagrada plenamente a Dios y a los fieles. Fundador de la parroquia Nuestra Señora de Lourdes de esta capital, el padre Pereira se caracterizó por una vida entregada al servicio de los más desposeídos.
Nació un 18 de febrero de 1935 en La Alberguería de Argañan de la provincia de Salamanca, España. Realizó sus estudios primarios en la misma localidad de donde es originario y la secundaria en dos lugares siempre de España. Inició sus estudios eclesiásticos en el Instituto Internacional Don Rúa, Su primera Eucaristía  la celebró en su ciudad natal.
A su llegada al país, ya más de 50 años se dedicó a luchar por dar comienzo a lo que es ahora Parroquia Nuestra Señora de Lourdes, misma que tuvo a su cargo por muchos años y en donde permaneció hasta su partida a la Casa del Padre.

EXEQUIAS
A la Eucaristía de cuerpo presente,  que se celebró en el Santuario de Suyapa,  asistieron muchos fieles de diferentes sectores, donde el presbítero dejo esa huella de fe y amor al Señor y a la Madre Santísima.
La tristeza se reflejó en el rostro de muchos fieles, que le tenían ese cariño y al momento de la homilía él padre Luis Gutiérrez les expresó: “El padre fue ese hombre de entrega que luchó siempre por la causa de hacer crecer esa fe y fidelidad a Dios, deja muchos frutos, muchos proyectos. Él vivió para Dios y se entregó con gran valor y compromiso”

ACUERDO DE DUELO
CONSIDERANDO: Que  en la mañana del 01 de julio entregó su alma al Divino Creador quien en vida fuera el Siervo de Dios el presbítero Francisco Javier Pereira Martín, quien fungió como Párroco del templo en honor a Nuestra Señora de Lourdes del barrio El Bosque de esta capital.
CONSIDERANDO:Que el Presbítero  Francisco Javier Pereira Martín fue un pastor ejemplar; fiel al llamado de Dios, hombre de gran humildad, y con una entrega total al servicio de la iglesia.
CONSIDERANDO: Que nuestro querido presbítero Francisco Javier Pereira Martín demostró  siempre su amorosa vocación de pastor con olor a oveja,  sirviendo las familias de los más necesitados.

POR TANTO, DECRETA:
PRIMERO:Lamentar el sensible deceso del presbítero Francisco Javier Pereira Martín, con la firme certeza de que ahora él habita en la Casa del Padre.
SEGUNDO: Expresarle al clero Arquidiocesano,  a los hermanos y hermanas  de la comunidad de Nuestra Señora de Lourdes nuestras más sinceras muestras de solidaridad.
TERCERO:Oficiar un novenario de misas en sufragio del alma del Presbitero Francisco Javier Pereira Martín en la Capilla Cristo Rey del Universo de Suyapa medios y difundir el presente Acuerdo de Duelo por todos los medios de comunicación de la Iglesia.

Dado en  la ciudad de Tegucigalpa MDC a los 1 días del mes de julio de 2015.

Óscar Andrés Cardenal Rodríguez Maradiaga, S.D.B             Dr. Elio David AlvarengaA.
                   PRESIDENTE FECS                                                           Secretario Ejecutivo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 3 julio 2015 por en Arquidiócesis.
A %d blogueros les gusta esto: