Semanario FIDES

EL DECANO DE LA PRENSA NACIONAL

El Merendón: La riqueza de los sampedranos

Hogar de hondureños trabajadores.

Hogar de hondureños trabajadores.

La ciudad de los zorzales tiene la fortuna de contar con una montaña que le da una hermosura única.
Texto y Fotos Johanna Kattán
jokattan@unicah.edu
Al tomar una fotografía de San Pedro Sula, se captura un paisaje de una ciudad adornada con un fondo verde, una montaña, que además de embellecer es el pulmón del Valle de Sula. La Cordillera del Merendón es la riqueza natural de la zona Norte de Honduras.
La ciudad de los zorzales tiene la fortuna de contar una montaña que le da una hermosura única. Belleza de colores y formas, flores y plantas asombrosas crecen en el Merendón. Llena de vida, diversidad de animales. Es terreno de grandes historias de mujeres y hombres trabajadores, honrados y que con amor cultivan flores, café, rábano, piña, lulo, cacao, maíz y  otros productos.
Cualquier hondureño o extranjero que sube a esta montaña, deleita su mirada con paisajes de ensueños, sintiendo una brisa fresca y otra perspectiva de varias ciudades, especialmente de San Pedro Sula. Tomarse un café en el Merendón, es otra historia, por su rico sabor y por la amabilidad de sus habitantes.
Recorrer el Merendón es una de las mejores terapias contras el estrés, para mejorar la salud emocional y física. Podría tomarse miles de fotografías de preciosidad de este escenario natural. Helechos gigantes que al atardecer con los rayos del sol brillan como el oro, infinidad de clases de árboles, y entre ellos riachuelos y cascadas que refrescan y dan vida.
Además de capturar en imágenes al Merendon, es compromiso de todo hondureño, especialmente de los habitantes del Valle de Sula, proteger este tesoro natural. Velar para que se respete la vida, su fauna y flora. Denunciar a quienes deforestan y a quienes abusan con sus construcciones fuera de lo permitido. El Merendón es para que todos lo cuidemos y disfrutemos.

El Obispo de los Sampedranos disfruta del Merendón
“Estoy mirando la montaña y digo, hay si pudiera subir, hay si tuviera oportunidad para subir,  caminar allá hasta el Merendón, pero me contento entonces subir de vez en cuando, hago la visita pues a Tomalá, Neblinas, a La Virtud , a San Martha ,a Miramar y a los diversos lugares de estas comunidades del Merendón, el telón de fondo de  la vida que se desarrolla en este Valle de Sula”, Monseñor Ángel Garachana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 29 junio 2015 por en Diócesis, San Pedro Sula.
A %d blogueros les gusta esto: