Semanario FIDES

EL DECANO DE LA PRENSA NACIONAL

Entre cantos y sollozos fieles de Choluteca y Valle lloran la partida de un gran pastor

“Fue un hombre muy noble y de gran corazón, humilde, pero rico,  porque nunca dejó de ayudar al que más lo necesitaba” En esta imagen muchos fieles mirándolo por ultima vez.

“Fue un hombre muy noble y de gran corazón, humilde, pero rico, porque nunca dejó de ayudar al que más lo necesitaba” En esta imagen muchos fieles mirándolo por ultima vez.

Monseñor Guido Plante Q.D.E.P. estuvo más de 30 años en la Diócesis de Choluteca y el  2 de febrero 2005, fue ordenado Obispo por el Cardenal Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga, SDB.
Texto y foto Delfina Janeth Lagos
dlagos@unicah.edu
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
La tarde caía poco a poco ya la hora de celebrar la llegada del Espíritu Santo tiempo de Pentecostés y el deseo se le cumplió a Monseñor Guido Plante p.m.e, Obispo Emérito de la Diócesis de Choluteca,  quien después de muchos meses de estar delicado de Salud, le llegó la hora de partir al cielo.Cuentan los fieles que estuvieron muy cercanos a él que sus pláticas en torno a su gran despedida no eran muy frecuentes, pero con claridad expreso en varias oportunidades,  que su único deseo era morir en la festividad de Pentecostés, o en Corpus Crhisti y  Dios le concedió su  petición.
Dolor, caras muy tristes, otras alegres porque ya dejó de sufrir, pues  Monseñor Plante, el hombre de los pobres como se le llaman sus fieles en Choluteca, pasó a la morada del Señor, deja un gran legado;  su palabras, sus mensajes que se expandieron por diferentes lugares en especial por la Diócesis de Choluteca.

UN HOMBRE NOBLE
“Su lema Episcopal se cumplió,“Diversidad de Ministerios,un mismo Espíritu”, pues su alma partió a la Casa del Señor, la madrugada del Domingo de Pentecostés.
Los celulares sonaron,transmitían mensajes o llamadas para  dar a conocer que el hombre de origen Canadiense, que fue un gran misionero se despedía de las tierras donde habitó por más de 30 años desempeñando diversas funciones, la final de ellas ser pastor de la zona sur.  Por su entrañable amor a Honduras, de antemano había solicitado ser sepultado en el lugar donde desarrollo su misión  y donde fue tan feliz al predicar la Palabra de Dios.
Al consultar a diferentes fieles de esta Diócesis cómo describen a Monseñor Plante en su mayoría coinciden al afirmar: “Fue un hombre muy noble y de gran corazón, humilde, pero rico, porque nunca dejó de ayudar al que más lo necesitaba”

 MONSEÑOR GUIDO PLANTE
Nació en Montreal, Canadá, el 15 de agosto de 1936. Es hijo de Damase Plante, empleado civil, y de SimoneGirard, de oficios doméstico. Tiene una hermana, Diane, y dos sobrinos, Hizo sus estudios primarios en la escuela San Gerardo en Montreal, y sus estudios secundarios en el colegio André-Grasset en Montreal.
Terminó su bachillerato en junio de 1957.En agosto del mismo año, entró a la Sociedad de Misiones Extranjeras de Quebec. Hizo sus estudios teológicos en el Seminario de las Misiones Extranjeras de Quebec, en Laval. Fue ordenado sacerdote en Montreal el 24 de diciembre de 1961 por Monseñor Clovis Thibault, p.m.e., obispo de Davao, Filipinas.
A partir de septiembre de 1970, estudió el español en Cuernavaca, México, en vista a su eventual entrada a Cuba. Llegó a Honduras el 29 de diciembre de 1970. Esperando su entrada a Cuba.En septiembre de 1971, fue nombrado oficialmente en Honduras.
En junio de 1972 fue llamado a coordinar el Equipo Diocesano de Catequesis y fue trasladado a Choluteca. En enero de 1977 fue nombrado Rector del Seminario Mayor Nuestra Señora de Suyapa en Tegucigalpa, cargo que asumió durante cuatro años (1977-1980).
En 1981 fue nombrado Vicario de Pastoral en Choluteca y asesor de los Delegados de la Palabra. En 1984 fue nombrado Vicario General de la Diócesis de Choluteca y coordinador del Primer Sínodo Diocesano de Choluteca (1984-1989). Fue Cura Párroco de la Catedral de Choluteca (1986-1991)
Después de un año sabático de estudios (1991), volvió a Honduras en enero de 1992 como profesor y Rector del Seminario Mayor Nuestra Señora de Suyapa, cargo que asumió durante cinco años. En enero de 1997, fue nombrado Vicario general y Coordinador de la Pastoral de la Diócesis de Choluteca.
El 24 de enero de 2004 fue nombrado Director Nacional de las Obras Misionales Pontificias y, al mismo tiempo Monseñor Raúl Corriveau, Segundo Obispo de Choluteca,  lo nombró Director del Instituto de Formación SocioPastoral de Choluteca.
El 14 de diciembre 2004, el Papa Juan Pablo II lo nombró obispo coadjutor de Choluteca. El 2 de febrero 2005, fue ordenado obispo por el Cardenal Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga, SDB, Arzobispo de Tegucigalpa y Presidente de la Conferencia Episcopal de Honduras, acompañado de Monseñor. Raúl Corriveau, obispo de Choluteca.
Fue nombrado Obispo de Choluteca el 17 de diciembre de 2005. Son 37 años de labor en Honduras: nueve en el Seminario Mayor Nuestra Señora de Suyapa y 28 en Choluteca.Falleció el 24 de mayo de 2015.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 2 junio 2015 por en Choluteca, Diócesis.
A %d blogueros les gusta esto: