Semanario FIDES

EL DECANO DE LA PRENSA NACIONAL

Medalla de oro para las Agustinas

Con alegría celebraron las agustinas por los logros de sus hermanas, que ofrecerán sus nuevos conocimientos para seguir su vocación religiosa, llevando el amor a Dios desde su profesión, desde su sencillez y desde su amor al prójimo.

Con alegría celebraron las agustinas por los logros de sus hermanas, que ofrecerán sus nuevos conocimientos para seguir su vocación religiosa, llevando el amor a Dios desde su profesión, desde su sencillez y desde su amor al prójimo.

La hermana Martina Moncadas obtuvo el índice académico más alto de su promoción en la Unicah, Campus San Pedro y San Pablo. Con su discurso la religiosa hizo una invitación a ser  profesionales que marquen la diferencia.Texto y fotos Johanna Kattán
jokattan@unicah.edu
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
Debajo de su toga de graduación,  vestía su hábito gris,  con el cual de manera  humilde lleva puesto para emprender cada día su vocación de servicio,  llevando el evangelio con acciones solidarias hacia los más necesitados.  Martina Moncadas Adela, de la Congregación de Agustinas Hermanas del Amparo, no solo recibió su título de Licenciada en Teología Pastoral, también recibió la medalla de oro por haber obtenido el índice académico más alto en la reciente promoción de la Universidad Católica de Honduras, Campus San Pedro y San Pablo.
El Obispo de la Diócesis de San Pedro Sula, Ángel Garachana,  le entregó la medalla de oro por su índice de 97.31 por ciento. “Una nueva meta es alcanzada en nuestras vidas, una meta que se convierte en el inicio de un nuevo camino con una visión renovada y con aprendizajes que, además de formarnos profesionalmente, han enriquecido nuestro ser más profundo; ese ser que por naturaleza busca a Dios”, expresó Martina, en su discurso dirigido a más de cien graduados.
“Hoy a todos, desde los diferentes ámbitos profesionales, se nos invita a levantar la mirada sensible hacia la realidad que nos envuelve, para que siendo fieles a todo el esfuerzo que ha supuesto el estar hoy aquí sigamos multiplicando los frutos allí donde nos encontremos y, junto con otros, podamos disfrutar de una cosecha abundante. Este momento ha de convertirse en un trampolín que nos impulse a seguir avanzando, creciendo profesional y humanamente”, agregó la agustina.
En su discurso también  resaltó el ser discípulos del Señor cada uno desde sus talentos. “No olvidemos que detrás de cada persona se esconde un profundo misterio en el que se manifiesta Dios, hagamos partícipes a los demás de la sencillez y la humildad de reconocer que todavía nos queda mucho que aprender fuera de las aulas con los catedráticos de la vida, que somos simples discípulos que necesitan de la presencia de su Maestro”.
“Seamos profesionales que marquemos la diferencia encarnando cada uno de los valores que nos han sido transmitidos – justicia, orden, paz, amor y verdad – y convirtámonos en incansables buscadores de Dios para poder afirmar un día como San Agustín: Nos hiciste Señor para ti, y nuestro corazón estará inquieto hasta que descanse en Ti”, agregó la Hermana Martina.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 27 abril 2015 por en Diócesis, San Pedro Sula.
A %d blogueros les gusta esto: