Semanario FIDES

EL DECANO DE LA PRENSA NACIONAL

Sembradoras de amor en Chamelecón

Monseñor Ángel Garachana entregó un reconocimiento a la Hermana Jeannine Caudal.

Monseñor Ángel Garachana entregó un reconocimiento a la Hermana Jeannine Caudal.

Una congregación extranjera, Hijas de Jesús, deja una imborrable huella en Chamelecón. Palabras y acciones según el estilo fraterno de Cristo, en un lugar marginado por la sociedad.Texto y Fotos Johanna Kattán
jokattan@unicah.edu
Su espíritu entusiasta ha dejado huella en Chamelecón, sirviendo con alegría en las diversas comunidades que conforman la Parroquia Santísima Trinidad. Luego de 12 años de ejercer su misión en Honduras, la Hermana Jeannine Caudal regresa su tierra natal en Francia.  La Hermana Jeannine es una hermana de la Congregación Hijas de Jesús de Kermaria que hacen misión en Chamelecón. Este año, la congregación Hijas de Jesús se retira de Chamelecón para continuar con nuevas misiones. En un acto fraterno, la feligresía parroquial también agradeció el servicio que han dado las hermanas Floriselva Corrales quien es hondureña, también la hermana Mónica Guitton responsable de las Hermanas en Honduras y Gelsomina Rodas, superiora provincial.
“Las hermanas han trabajado acá precisamente construyendo, desde las comunidades de base., ahora dejan la comunidad con el ánimo de regresar.Estén donde estén, en Chamelecón y en esta diócesis las queremos, y con Dios resucitado nunca hay distancia”, dijo el Obispo Ángel Garachana durante la Misa en Acción de Gracias por la presencia de estas religiosas.
Los habitantes de Chamelecón expresaron a las religiosas un agradecimiento por la gran labor pastoral realizada en esa parroquia Santísima Trinidad, “especialmente a  la hermana Jeanine Caudal por tantos años de servir y que ahora emprende su misión.
“La Congregación Hermanas Hijas de Jesúsllegaron a nuestra parroquia en el 2002, siendo las primeras las hermanas Luz Marina, Laura y Jeannine Caudal”, comentó un feligrés. “La hermana Jeannine sirvió en catequesis, catecúmenos, pastoral de la mujer y enla promoción, formación y seguimiento en las comunidades eclesiales de base”, expresó.
En las redes sociales, algunos que han conocido a las misioneras, comentaron sentirse privilegiados de haber compartido con ellas. “Gracias hermanas Hijas de Jesús por todo el trabajo realizado en nuestra Parroquia Santísima Trinidad. Deseamos volver a tenerles en nuestra parroquia después de un tiempo. Mil gracias Hermana Jeannine Caudal por su entrega y servicio pastoral durante 12 años en nuestra parroquia. Dios le acompañe en su nueva misión en su país natal Francia”, expresó el párroco Luis Estévez.

“Soy feliz como religiosa”
Quería tener hijos, pero nunca imaginó que su amor sería para innumerables personas en un rincón de Honduras, en Chamelecón. “Yo nací en un lugar muy humilde. Conocí a mi papá a los tres años de edad, porque él estaba preso en Alemania. Cuando regresó a casa era diferente, violento. Mi mamá, una mujer de fe, nos decía: su papá no es así, eso es fruto de la experiencia que ha vivido en la cárcel”, narra la hermana Jeannine. “Nuestra madre nos enseñó que teníamos que amar así a papá. Él murió cuando yo tenía 18 años. En ese tiempo siempre hacíamos oración en familia, y eso nos daba fuerza.El gran deseo de mamá era tener un hijo sacerdote o una hija religiosa, y yo pensaba que lo fuera una de mis hermanas pero no yo.  Yo me resistí a la vocación, porque quería tener mis hijos, hasta que el Señor me convenció. Soy feliz como religiosa, no es fácil. La vida en congregación, en equipo es algo que nos fortalece”, agregó. La superiora provincial, Gelsomina Rodas dijo que “Gracias por abrirnos las puertas  y poder compartir nuestro carisma. Gracias por habernos apoyado. Dejamos este terreno y misión, no porque no nos interesa, sino por las circunstancias.

HIJAS DE JESÚS
Las Hijas de Jesús, llegan el año 2002 a Chamelecón, y se establecen en la Colonia 15 de Septiembre, Pero su misión es realizada en las 19 colonias del sector de Chamelecón. Allí las hermanas desde diferentes apostolados acompañan el proceso de evangelización que la Iglesia católica realiza en esta zona del departamento de Cortés.
El carisma de las Hijas de Jesús, ahora le pertenece a las comunidades de las colonias de Chamelecón, una manera de seguir haciendo presencia allí  es a través de la invitación de jóvenes  que quieren ser generosas con su vida como un día lo ha sido cada Hijas de Jesús que ha acompañado esta misión,  que nazcan vocaciones para el servicio de los más sencillos, así no estarían las Hijas de Jesús haciendo un cierre temporal de su misión en medio de esta realidad. La hermana Jeannine insistió a las mujeres, para que se sintieran implicadas en el trabajo de la Iglesia, que se capacitaran en un arte y oficio y al lado de ella otras hermanas, ayudaron en la capacitación para la constitución de economías solidarias, que hoy es acompañada por un grupo de mujeres que se convencieron que ellas también pueden.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 17 abril 2015 por en Diócesis, San Pedro Sula.
A %d blogueros les gusta esto: