Semanario FIDES

EL DECANO DE LA PRENSA NACIONAL

“Aprendamos de la humildad del Señor Jesús”

EL Anda con el Señor de la Humildad, en la Catedral Metropolitana.

EL Anda con el Señor de la Humildad, en la Catedral Metropolitana.

La Catedral Metropolitana, la Parroquia Inmaculada Concepción y la Iglesia el Calvario honran con una solemne procesión al Señor de la Humildad.Texto y foto Delfina Janeth Lagos
dlagos@unicah.edu
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
Niños, jóvenes y adultos todos unidos en las diferentes calles de Comayagüela y Tegucigalpa, todo para ser testigos de la procesión del Señor de la Humildad, la cual trajo un ejemplo  de enseñanza y sencillez, a ejemplo Señor Jesús.
Antes que el sol se ocultara inició la peregrinación del Señor de la Humildad el de la Iglesia San Miguel Arcángel, los más de 60 miembros de la Asociación de Nazarenos entre hombre y mujeres,custodiaron al Señor llevando su imagen por las calles de la capital,el objetivo fue reflexionar cuales fueron los actos de sumisión tanto de Jesús como de la Virgen María, que miró sufrir a sus hijo. El recorrido estuvo lleno de frases de meditación ser  parte del padre Carlo Rubio, vicario de la Catedral Metropolitana.
De igual manera en la Iglesia Inmaculada Concepción de Comayagüela el transitar del Señor estuvo a cargo de la Sociedad del Dulce Nombre de Jesús, que adornaron el anda con bellas rosas y los dos ángeles que custodian al Señor. “Tengo más de 40 años de cargar las imágenes del  Señor de la Humildad y la Verónica,  ellos son mi todo.  Me han enseñado esa obedienciaque debemos imitar”  dijo Adina López

ORAR
Aseguir el recorrido por las calles, llegamos a  la parroquia El Calvario de Comayagüela y se pudo observar que este año no sólo se quedaron con la procesión,  si no que hubo un acto de “velatorio” el cual el signo fue orar frente al Señor de la Humildad y la Virgen.
“Debemos de tratar de imitar un poquito de esa humildad del Señor, ya que él debe ser el centro de nuestra vida. Con este signo de orar y arrepentirse es saber que somos tan frágiles y estar de rodillas significa que somos nada sin Dios” expresó el padre  Ricardo Sevilla párroco de El Calvario.
En los tres templos prevaleció la sencillez de caminar por calles oscuras junto a Jesús y tratar de aprender esa humildad recordando las palabras de Señor, “el que se humilla será enaltecido, y el que se enaltece será humillado”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 10 abril 2015 por en Arquidiócesis.
A %d blogueros les gusta esto: