Semanario FIDES

EL DECANO DE LA PRENSA NACIONAL

¿Dónde está tú hermano?

Ayuda con provisión por parte de OMP-A a familias. Ayuda con becas de escuela por partes de OMP-A a familias.

Ayuda con provisión por parte de OMP-A a familias.

¿Dónde está tú hermano?
La misión es lo que el amor no puede callar
Mirian Navas
Equipo de Comunicaciones OMP-A.
En el mensaje del Papa Francisco para la Cuaresma 2015, nos hace reflexionar sobre esta interrogante ¿Dónde está tú hermano? A lo que en resumen nos indica que toda comunidad cristiana está llamada a cruzar el umbral que la pone en relación con la sociedad que la rodea, en especial con los pobres y alejados. La Iglesia por naturaleza es misionera y no debe quedarse replegada en sí misma, sino que es enviada a todos los hombres.La misión es lo que el amor no puede callar. La Iglesia sigue a Jesucristo por el camino que la lleva a cada hombre, hasta los confines de la tierra (cf. Hch 1,8).Por lo tanto,todos tenemos la misión de llevar la buena nueva de Jesucristo porque hay muchas personas que tienen sed de esa palabra de vida y que están a la espera de recibirla e iniciar la renovación de sus vidas. ¿Formas parte de los Discípulos-Misioneros de Nuestro Señor Jesucristo?
En realidad nadie que conoce a Dios puede dejar el compromiso con la misión, es imposible conocerle y no amarle, amarle y no servirle, no puede pasar desapercibida su responsabilidad; son muchas personas que están pasando por circunstancias difíciles y sienten que se les han cerrado las puertas al amor, entre ellas las personas que sufren la guerra, familias desintegradas por la violencia, niños abandonados, jóvenes que han truncado sus vidas por las drogas,el alcoholismo, las maras…es aquí donde debe estar el misionero listo para ofrecerse por completo al servicio de los demás, ellos están a la espera del anuncio de Jesucristo.
En conclusión, no puede pasar desapercibido el dolor del hermano que está a tu lado, hay que enfocar la mirada en su sufrimiento para darle una palabra que responda a su clamor, a su necesidad, ver en él la imagen misma de Jesucristo, a quien le debemos amor sin medida, a quien debemos corresponder por su entrega en la cruz por salvarnos. Que no nos invada la indiferencia, que no toque nuestros corazones; más bien, que reine la fraternidad y nos descubramos todos, hijos de un mismo Padre en Jesucristo nuestro salvador.
Todos los discípulos del Señor estamos llamados a cultivar la alegría de la evangelización, caminemos con júbilo y gozo. Así como nos indica el Papa Francisco “La inmensa multitud que no ha acogido el anuncio de Jesucristo no puede dejarnos indiferentes” adelante,  “¡No dejemos que nos roben la alegría de la evangelización!”

¡Con Cristo misionero, vamos al mundo entero! omp-arquidiocesis@hotmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 27 febrero 2015 por en Arquidiócesis.
A %d blogueros les gusta esto: