Semanario FIDES

EL DECANO DE LA PRENSA NACIONAL

La Iglesia, Madre y Maestra en el camino cuaresmal

Sadi-fides
Sadi Antonio Aguilar.
II de Teología
Diócesis de Trujillo.

En sintonía con el tiempo cuaresmal y bajo el acompañamiento de la Iglesia como madre de fe y maestra en la enseñanza continuamos con nuestro itinerario de conversión hasta llegar a la Pascua de Resurrección.
Durante este tiempo de purificación y conversión somos guiados por los preceptos que emanan de la Buena Nueva dada por Jesús a sus Apóstoles que iluminan constantemente el caminar del cristiano mediante la Palabra, alimenta y conforta con el Cuerpo y la Sangre de Cristo, pone en contacto al cristiano con la realidad por medio del servicio hacia el prójimo a su vez sale del corazón del católico una alabanza a Dios por medio de la oración ya sea personal o comunitaria.
Nos dejamos conducir con las, catequesis, retiros, encuentros etc. y que ha sido imprescindible desde el comienzo del cristianismo (Hch. 2, 42) ¨Eran constantes a la enseñanza de los Apóstoles¨, todo hecho en clima de comunidad creyente ¨estaban en comunión¨ esta enseñanza dentro de una comunidad les permitía la celebración de la ¨fracción del pan¨ la gran experiencia de fe desemboca en una confianza en Dios manifestada ¨en la oración¨.
Casi dos mil años después la Viña del Señor continúa con su papel de acompañante y educadora de todos los cristianos; es ella quien proporciona los elementos necesarios para la maduración espiritual, es a la Iglesia misma a quien Dios le ha confiado esta sublime tarea.
Ella es consciente del papel que desempeña, por eso confiada en Dios encuentra en Él la fuerza para desarrollar la misión y llegar a todos los hombres de la tierra y transformarles el corazón a la luz del Evangelio que llama a la conversión y transformación de la vida y sus prácticas.
Como madre que es, no cesa de transmitir su enseñanza a todas las generaciones de la humanidad; acompaña, educa, fortalece, alimenta en todo momento, nuca deja solos a sus hijos, aunque estos en ocasiones la traicionen, la ofendan, o simplemente dejan de confiar en ella, pero también corrige, hace llamados a la conversión y a la renuncia de las malas prácticas de vida a fin de buscar la Santidad como su fundador es santo.
Durante este itinerario la Iglesia nos invita a escuchar la voz de Dios proclamada mediante el anuncio de la Palabra, el sacramento de la Reconciliación, las prácticas de: ayuno, oración y limosna. Se busca llevar a la praxis las enseñanzas, susodichas que transforman la vida del hombre, lo estimulan a ser más espiritual, comprometidos con el hermano que sufre hundido en la pobreza ya sea material o espiritual.
Esta cuaresma es el momento perfecto para dejar que el Evangelio penetre en el corazón y que sea Jesús quien nos sorprenda con la ternura de su Amor que nos invita no sólo a la pasión y muerte sino también a la Resurrección.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 28 marzo 2014 por en Ecos del Seminario.
A %d blogueros les gusta esto: