Semanario FIDES

EL DECANO DE LA PRENSA NACIONAL

Estudio revela que se debe depurar el censo electoral

Estudio revela que se debe depurar el censo electoral
El estudio es un esfuerzo conjunto del Instituto Nacional Demócrata (NDI), y el consorcio “Hagamos Democracia” y varias instituciones nacionales

Miembros del consorcio “Hagamos Democracia”.

Por: Marco Antonio Cálix
Conformado por Cáritas, FOPRIDEH, La Confraternidad Evangélica y la Universidad Metropolitana de Honduras, se presentó el Diagnóstico del Censo Electoral con el objetivo de elevar la calidad del mismo.
Esta iniciativa es la primera que se practica en Honduras, de la  cual surge un documento básico y esencial para el funcionamiento efectivo de una Democracia; la metodología utilizada en esta investigación se le conoce como diagnóstico en dos vías; en la primera vía se seleccionan personas de manera aleatoria de todos los municipios del país y se les entrevista a distintas personas preguntando datos básicos como dirección, y demás datos demográficos.
En la segunda vía se elige a hondureños al azar pero en las calles para determinar si esas personas están registradas en el padrón electoral y para verificar datos generales como nombre, fechas de nacimiento, número de cédula, entre otros; esto se llevó a cabo en un período comprendido entre el 28 de mayo y 5 de julio del 2012 con un total de 52 equipos encuestadores.
Dentro de los resultados obtenidos en este estudio se encontró que la falta de documentación adecuada no es un obstáculo central para la participación política en Honduras y que la gran barrera para no votar es la apatía de la población hacia los candidatos de elección popular.
Otro de los hallazgos fue que el 5.6% de los entrevistados durante la segunda vía, en nombre y la fecha de nacimiento estaban correctamente registrados, pero los números de identificación no correspondían a la persona.
Este proyecto no hubiera sido posible sin la cooperación y apertura del Tribunal Supremo Electoral (TSE) y se puede decir que en el primer método se muestra que hay datos incorrectos en más de un tercio de todos los casos.
Dentro de las recomendaciones que se dan a raíz de este estudio se pueden mencionar que las autoridades electorales deben revisar sus procedimientos para el seguimiento y registro de los movimientos de los ciudadanos; por otra parte se recomienda también poner al día el censo electoral para poder permitir una mayor inclusión de las personas.- También se planteó la posibilidad de que se considere incluir las direcciones de los censados ya que esto facilita su ubicación.
Se recomendó igualmente que se deben organizar campañas informativas más agresivas para informar a la ciudadanía de cómo pueden encontrar sus respectivos centros de votación, y la última recomendación es que se debe volver a examinar el Censo Electoral, dando estructura a los campos de entrada de datos o sea estandarizar formatos para la fecha entre otras cosas.
Este diagnóstico arroja también un balance para Honduras así como pistas de mejoramiento del censo ya que con los datos encontrados y de los aspectos más relevantes como los principales datos desactualizados conciernen a personas que se mudaron que son un 18% de los casos, fallecidos el 6% y emigrantes un 5%. Sin embargo en los resultados de la investigación en segunda vía se encontró que el 91% de las personas se encuentran inscritas en el Censo y en su mayoría no se encontró sesgo significativo según área de residencia, urbana o rural y mucho menos en cuestión de géneros.
En los actos de presentación del documento intervino el Director Ejecutivo de Cáritas, Padre Germán Cálix quien señaló la importancia de llevar adelante un proceso electoral confiable y transparente que exige, entre otros aspectos, contar con un censo electoral sólido; luego participó el Director de la NDI en Honduras Salvador Romero,  que indicó que los trabajos similares se efectuaron en otros países de la región Centroamericana lo que permitió poner en perspectiva la situación de nuestro país con la de los demás.
Si los resultados permiten encarar los procesos electorales del 2012-2013 en un ambiente de tranquilidad, pero también es cierto que un trabajo institucional coordinado con el apoyo de la sociedad civil y de la cooperación internacional para mejorar aún más la calidad de los registros y asegure una inclusión más completa de todos los ciudadanos en el Censo Electoral.

FRASE
“Se debe depurar a las personas que han fallecido, desarrollando políticas para los procedimientos administrativos correctos para poder eliminar esos nombres” Salvador Romero, Director de la NDI.

DATO
Hay unos cinco millones de personas en el padrón electoral y de esas el 6% ha fallecido. La mayoría de las personas que se confirman en el Censo Electoral son mujeres.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 24 agosto 2012 por en Enfoque.
A %d blogueros les gusta esto: