Semanario FIDES

EL DECANO DE LA PRENSA NACIONAL

En medio de su miseria pepenadores reciben un gesto de amor y solidaridad

Texto y fotos: Suyapa Guadalupe Banegas

 

Ellos “trabajan” desde que sale sol, ante sí tienen toneladas de desperdicios que acumuladas forman montañas de basura que a diario se recoge de los hogares y las calles de la capital, una ciudad que sobrepasa el millón de habitantes.

Por doquier se ven los desechos, prevaleciendo los plásticos, cartones, papeles. Ahí hay de todo, hasta desperdicios de comida que son buscados con afán por más de un centenar de personas a las cuales se les llama pepenadores. Un solo objetivo los mueve: encontrar algo  para comer entre los escombros.

Otros  buscan latas vacías, botellas de plástico, toneles de hojalata que luego venden para ser reciclados, pero algo común hay entre ellos: la extrema pobreza, la marginación y el olvido a que están sometidos.

Ya el sol estaba por ocultarse cuando llegamos con nuestro cargamento de nacatamales y ropa. Al ver la multitud de pepenadores, creímos que no nos ajustaría lo que llevábamos para entregarles, pero se hizo el milagro y ajustó para todos.

Eran casi las cinco de la tarde del 30 de diciembre del año recién concluído, cuando personal del Semanario  FIDES y de la Fundación para la Educación y la Comunicación Social, nos encontramos con esta dura realidad.

 

Apoyo

Para garantizar un mayor orden y la distribución de la ayuda, contamos con la colaboración de miembros de la Policía Preventiva asignados a la posta ubicada a la  salida hacia Olancho. Ellos se trasladaron en una patrulla para ayudar en la distribución.

El panorama desalentador se perfila  ante los ojos del visitante  al llegar a los predios del Botadero Municipal. Al ver las montañas de desperdicios parece increíble que personas hagan de ese Crematorio  un hogar. A medida que se acercaba el automóvil donde se llevó la ayuda, los habitantes del sector se lanzaban sobre él, pero de inmediato se les avisa que se les traen tamales y ropa.

Los oficiales de policía, les dicen “ellos les traen tamales y ropa, así que hagan una fila para que en orden se les haga la entrega”.

“Aquí tita, deme a mi esa camisa” se oye entre el alboroto que causaba la visita. Fue impresionante ver cómo una madre de familia con su recién nacido en brazos decía “Mire tita no tiene ropita para mi niño, si no tiene para mi no importa, pero deme para mi niño”.

 

Deliciosos tamales

Un alimento poco usual para ellos es el nacatamal.  No es tan accesible para estas personas degustar de un delicioso tamal, propio de la época de Navidad. Uno porque el dinero no les ajusta para comprarlo y otro, porque entre los desperdicios no encuentran restos de ese alimento.

Ante ellos, uno  no se puede imaginar cómo pueden sobrevivir  en ese lugar. Uno de los habitantes del lugar dijo: “¡Hey!,  deme un tamal usted, mire que no he comido nada en todo el día”. Al recibirlo duró pocos minutos en sus manos, pues rápidamente lo degustó para  luego agradecer el gesto.

Pronto el automóvil se vio rodeado por una multitud, parecía que se había “abierto bulto”, algunos decían: “Está bueno ese pantalón para mañana”, ésta y otras frases se oyeron en ese lugar. Al final se fueron disgregando ya con su ropita en la mano y con el gusto de haber comido tamal.

Antes de despedirnos un gesto de amor nos conmovió. Una madre  en medio de la basura, amamantaba a su pequeño, quien apenas tendría unos días de nacido. Sus pies descalzos se salían de una pequeña sabanita que, a juzgar por su aspecto, poco lo cubría del frío. Imágenes como éstas se quedan en el corazón e impulsan a seguir cobijando y alimentando a los más necesitados.

En la zona donde está ubicado el Botadero Municipal habitan unas  mil familias, sus casas están construidas  con desechos. Carecen de los servicios básicos y sobre todo, carecen de la solidaridad y de la atención a la cual tienen derecho.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 8 enero 2011 por en 01-09 Campaña Navideña, Arquidiócesis.
A %d blogueros les gusta esto: