Semanario FIDES

EL DECANO DE LA PRENSA NACIONAL

Joven olanchana se consagra a la vida monástica

Con las Hermanas Clarisas: joven olanchana se consagra a la vida monástica

La hermana Clara Luz, ya revestida, recibe la liturgia de las horas en sus manos, con el cual vivirá en la oración.

Juticalpa. Olancho. Las tierras que han sido famosas por sus bosques, sus cultivos y otros tantos atributos que Dios ha dado, sigue creciendo en la bendición espiritual de la vida monástica, al consagrar una hija más con las Hermanas Clarisas de la Segunda Orden Franciscana.
En el aldea de la Concepción a tan sólo unas cuadras del Monasterio crecía la joven, que con sus visitas iba sintiendo dentro ella, un llamado a vivir el seguimiento de Cristo, al estilo de la Madre Seráfica Santa Clara.
Surian Lili Méndes, de 19 años de edad, consagró su vida como Clarisa; ella nació el 2 junio de 1992; siendo originaria del Municipio de Manguilla, partió con su familia hacia la aldea La Concepción hace  nueve años, desde el 2002. Sus padres son José Aníbal Méndes Flores y Melin de Jesús Duarte Juárez, gente sencilla y luchadora.
La celebración de Consagración se llevó a cabo el pasado  25 de marzo en el Monasterio Santa María  de Guadalupe a unos cinco minutos de la Ciudad de Juticalpa, en la aldea de La Concepción.
La Santa Eucaristía celebrada por Fray Víctor Aguilar, franciscano, presente en la Parroquia San Francisco de Asís de Catacamas, Olancho, llevó cada uno de los momentos como lo establece la celebración francisclariana.
El nombre adoptado por la nueva Clarisa es Sor Clara Luz; tengamos en cuenta las palabras de las Hermanas al momento de llegar a Olancho: <<Cada Monasterio es una LUZ, que se enciende para dar calor y visión  a los que viven en las tinieblas del mundo. Esta es la misión de nuestra Madre Santa Clara, cuando todavía estando en el seno materno, la voz de Jesús dijo a su Madre Hortulana: “no temas mujer, porque de ti va a nacer una luz más clara que la misma luz:. Y por eso mamá Hortulana llamó a su niña con el nombre de “CLARA”. También, cada una de nosotras sus hijas, cuando cambiamos el nombre en la toma del hábito, el primer nombre es Clara ó María y después, el nombre nuevo>>.
En Olancho tenemos un lugar que es el motor de la tarea pastoral de Olancho, dice Fray Alberto Gaucci, y no hay que perderse, queda muy cerca de la Universidad Católica, y se llama el Monasterio Nuestra Señora de Guadalupe de las Hermanas Clarisas en la aldea de La Concepción en Juticalpa. Hermanos y hermanas si necesitan encontrarse con Dios y consigo mismo en la Paz y en la Oración y tener un apoyo espiritual en sus tribulaciones y enfermedades, visiten el Monasterio.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 23 abril 2012 por en Diócesis, Juticalpa.
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.136 seguidores

%d personas les gusta esto: