Semanario FIDES

EL DECANO DE LA PRENSA NACIONAL

El 12 de octubre se celebra en Honduras el Día de la Raza

Pueblos indígenas buscan ser autores de su propio destino

El Agente Pastoral Indígena debe ser aquel que hace que su pueblo sobreviva y perdure; que no pierda la alegría de querer ser en el futuro un pueblo libre y feliz.

Por: Suyapa Guadalupe Banegas.
Colaboración: Presbítero Eduardo Méndez
Fotos: Carlos Ramos.
El 12 de octubre se celebra en Honduras el Día de la Raza, conocido también como Día de la Hispanidad. Esta conmemoración se debe al del avistamiento de tierra por el marinero Rodrigo de Triana en 1492, luego de haber navegado más de dos meses a las órdenes de Cristóbal Colón hacia lo que posteriormente se denominaría América. En España también se celebra la Fiesta del Pilar y el Día de la Hispanidad.
La denominación fue creada por el ex-ministro Faustino Rodríguez-San Pedro como Presidente de la Unión Ibero-Americana que en 1913 pensó en una celebración que uniese a España e Iberoamérica eligiendo para ello el día 12 de octubre.
La fecha marca el nacimiento de una nueva identidad producto del encuentro y fusión de los pueblos originarios del continente americano y los colonizadores españoles. El Día de la Raza fue establecido en  Honduras por decreto número 86/27/en marzo en 1914.

Etnias autóctonas de Honduras.
En nuestro país se encuentra una riqueza cultural enorme, muestra de ellos son las múltiples etnias autóctonas que residen en nuestros territorios. A continuación les presentamos su situación actual.

Los Lencas.
Están distribuidos en tres grupos: los Care, los Cerquín, y los Potón. Los Care están ubicados en los Departamentos de Intibucá, La Paz, Lempira, y Santa Bárbara. Los Cerquín en el sur del Departamento de Lempira, y en el sur de Intibucá. Los Potón en El Salvador y el oeste del Río Lempa. La mayoría de las comunidades lencas se encuentran en las zonas más altas de Honduras.
La población actual es de 140,000 habitantes.
En el presente hay varias poblaciones clasificadas como Lencas. En La Paz: Marcala, Yarula, Santa Elena, Chinancla, y Opatoro entre otros. En Lempira: La Iguala, Belén, La Campa, San Manuel, Colohete, Santa Cruz, Erandique, San Andrés y Gualcinse.

Los Maya-Chortís.
Se encuentran en el Departamento de Copán, la lengua se ha perdido y han adoptado la lengua española.
En la actualidad se estima un total de 4,200 habitantes. Las principales comunidades se encuentran en los municipios de  Copán Ruinas, El Cedral, Potrerillos, Buenos Aires, Llanetillos, Hacienda Grande, El Quebracho, El Arrizalito y El Tigre.

Los Garífunas.
Si bien esta etnia no es originaria de Honduras, pues  son  afrodescendientes que huyeron de la esclavitud a que serían sometidos en la Isla de San Vicente, en las Antillas Menores,  se alojaron en las costas de nuestros país, y hoy se encuentra establecida en toda la costa del Atlántico hondureño. Hay varias comunidades importantes como: Nueva Armenia, Sambo Creek, Corozal, Triunfo de la Cruz, Río Esteban y Río Coco entre otras.
Se contabilizan un total de cincuenta comunidades. Su lengua sigue viva aunque la mayoría son bilingües (hablan español y garífuna). Su población se estima en aproximadamente 650,000 personas.

Los Misquitos.
En la actualidad la comunidad misquita se puede observar en todo el Departamento de Gracias a Dios.
Se registra un total de 55,500 misquitos. Su lengua lleva una gran influencia del inglés, muy poca del español y varios vocablos tawahkas.
Algunas de las principales comunidades y caseríos son: Cocobila, Raista, Belén, Jerusalén, Nueva Jerusalén, Kuri y Barra del Río Plátano.

Los Pech.
Pech en castellano significa “gente”. Esta etnia se encuentra en las zonas montañosas en los Departamentos de Olancho y Colón. Aunque también se pueden observar en Gracias a Dios.
Se estima que hay 3,200 habitantes, los cuales se reparten en trece comunidades. Dependen del cultivo de productos como la yuca, frijoles, y el maíz.

Los Tawahkas.
Lastimosamente este pueblo se encuentra casi en extinción y se localizan en el interior de La Mosquitia Hondureña. Se les considera una cultura trilingüe ya que manejan el tawahka, misquito y el español.

Los Tolupanes.
También conocidos como Xicaques, están distribuidos en veintiocho tribus distribuidas en seis municipios del Departamento de Yoro. También se encuentran en la Montaña de La Flor, Francisco Morazán.
El Tol, lengua oficial de los Tolupanes, se ha visto afectado por la influencia de otras lenguas. Todavía es hablada pero en forma aislada. Se estiman un total de mil personas pertenecientes a la etnia.

Pastoral Indígena.
La complejidad del “ser” indígena exige la búsqueda de una nueva pastoral; demanda el planteamiento de un proceso evangelizador particular y profundo, también alternativo a la lógica de la pastoral con otros sectores de la población o para otras realidades de la Honduras rural, que aunque mestiza y con fuerte herencia de las culturas ancestrales (indígenas), es parte de un mundo donde predominan los criterios occidentales propios de las sociedades modernas y su cosmovisión.
A través de un análisis hecho por la Propuesta de Pastoral para este año y el cual ha estado en discusión por la Pastoral Indígena, se destaca que “El fenómeno de la globalización ha contribuido a la rápida desaparición de sus lenguas y principales características propias de  su cultura”.
Ante esta realidad la Iglesia ha sumado  esfuerzos, desde las parroquias en las comunidades. “De muchas maneras se ha tratado de promover una evangelización integral desde la inculturación de la liturgia. Se hacen esfuerzos por traducirla a sus propias lenguas, tal es el caso de la Biblia en miskito. Por otra parte, la incorporación de la misma población indígena a los diversos ministerios de la Iglesia es una realidad, aunque aún llena de desafíos de cara a las exigencias del Concilio Vaticano II”.
Según la Propuesta de Pastoral Indígena 2011, los indígenas se resisten a olvidar su historia, sus creencias y pensamientos para ello idean diferentes maneras:
-La vivencia de sus  tradiciones.
-Su manera de vivir la fe: ritos, romerías, entre otros.
-Organizaciones, formación y espacios propios.
-El cuidado de sus propios recursos naturales.
-Conservar y usar sus lenguas indígenas.
-Luchar y reivindicar sus derechos.
-Proteger sus creencias y pensamientos.

Propuesta de Pastoral Indígena 2011.
Según este documento para la Evangelización Indígena se requiere “Proponer una “evangelización-encuentro” que “no da derecho a intervenir en el proceso de las comunidades ni de destruir su sagrada visión del mundo, sino de escucharlas y acompañarlas con la misma actitud que Jesús se hizo solidario en plenitud con la condición humana”. Ahora bien, las comunidades indígenas expresan su deseo de incorporarse a un proceso de “evangelización integral, que respetando la identidad de cada una de las comunidades, colabore con ellas, para que alcancen la plenitud de vida que les corresponde, de acuerdo con el proyecto de Dios y a los derechos inherentes a todas las minorías étnicas.

Agentes de Pastoral Indígena.
Para este proceso, el agente de Pastoral Indígena debe “meterse en la vida del pueblo, poner todos sus valores al servicio de la comunidad, cuidando al máximo de su propia formación. Hay que saber valorar los espacios de diálogo y participación que brinda la Iglesia; de modo, que por medio del diálogo pueda conocer la cultura propia de los pueblos indígenas y valorarla; ayudar en su proceso de purificación”.
Además se expresa en este documento que, la Pastoral Indígena ha de desarrollar una “evangelización solidaria” con los pueblos indígenas, reconociéndolos como diferentes, pero respetando que sean sujetos de su propio futuro.
Uno de los pilares fundamentales de esta Pastoral son los Agentes de Pastoral Indígena que según conclusiones de la misma Pastoral deben  de tomar en cuenta para su óptimo trabajo conocer a los miembros de nuestros pueblos: sus preocupaciones, esperanzas, valores, modo de vida y de organizarse, iniciativas, espiritualidad, expresiones culturales y sus ritos. Asimismo  orar y celebrar nuestra fe desde y junto a nuestro pueblo indígena y dejarse enriquecer con la fe y sabiduría de los ancianos(as).
El Agente Pastoral Indígena es aquel que hace que su pueblo sobreviva y perdure; que no pierda la alegría de querer ser en el futuro un pueblo libre y feliz.

AGENTES DE PASTORAL INDÍGENA
Unas de las funciones de los agentes de Pastoral Indígena es conocer a los miembros de nuestros pueblos: sus preocupaciones, esperanzas, valores, modo de vida y de organizarse, iniciativas, espiritualidad, expresiones culturales y sus ritos.

FRASE
La complejidad del “ser” indígena exige la búsqueda de una nueva pastoral; demanda el planteamiento de un proceso evangelizador particular y profundo, también alternativo a la lógica de la pastoral con otros sectores de la población o para otras realidades de la Honduras rural, que aunque mestiza y con fuerte herencia de las culturas ancestrales (indígenas), es parte de un mundo donde predominan los criterios occidentales propios de las sociedades modernas y su cosmovisión.

About these ads

3 comentarios el “El 12 de octubre se celebra en Honduras el Día de la Raza

  1. scarleth
    13 octubre 2012

    muy buena la informacion

    • oliver salgado
      2 agosto 2013

      la informacion es muy acertada y bien resumida d hecho d mucha utilidad para los estudiantes q la busquen en la red

  2. Pingback: Raista | TagHall

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 7 octubre 2011 por en Destacado.
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.448 seguidores

%d personas les gusta esto: