Semanario FIDES

EL DECANO DE LA PRENSA NACIONAL

Problemática de los privados de libertad

Con diálogo en el Penal Sampedrano exigen Derechos
Privados de libertad sin sentencia

Fotos y texto: Johanna Kattán.
“Queremos que los jueces empiecen a escuchar, que vean la problemática que tenemos los privados de libertad,  qué es lo que necesitamos nosotros porque no dejamos de ser seres humanos y necesitamos también que nuestros Derechos se respeten”, así se expresó un joven dentro del Centro Penal Sampedrano, donde se llevó a cabo el XVII Diálogo Penitenciario sobre VIH/SIDA.
Este Diálogo es coordinado por la Pastoral Penitenciaria, este año el lema fue: “Construyendo Derechos Humanos  en la Penitenciaría Sampedrana”. En la mesa principal estuvieron el médico del Centro Penal, José Interiano, el Juez de Ejecución Erick Euceda, la Abogada y ex magistrada Blanca Valladares y el Sub Inspector Roble del Centro Penal Sampedrano. Como invitados asistieron representantes de la Secretaría de Salud, de Cáritas Alemana, Pastoral Social de la Parroquia San José, Centro de Salud Paz Barahona, el Programa Paso a Paso, Pasmo, Hogar Federico Ozanam y odontólogos y el Psiquiatra del Penal.
“Es primera vez que estoy en uno de estos Diálogos de la Pastoral y es muy confortable, bien informativo acerca de las leyes que abarcan los Derechos Humanos de las personas que estamos aquí en el Centro Penal”, dijo el privado de libertad.
Además dijo que una de las situaciones de las que mas se quejan ellos es el hacinamiento, “es una población exageradamente grande  y el espacio muy pequeño, hay personas que tienen muchos años de estar aquí y la ley no los ampara, tal como el ejemplo del señor de ochenta años,  al verlo pasar anda con sus pies inflamados todo el día pasa así”, agregó el joven.
El objetivo es informar a la realidad carcelaria y también hacer un poco de conciencia con las instituciones de afuera que trabajamos en conjunto en esta temática y actualizar sobre los últimos acontecimientos sobre el tema del VIH.
“Es el séptimo Dialogo Penitenciario, está orientado a lo que son los Derechos Humanos, porque uno de los Derechos Humanos es la Salud, pero para poder trabajar la salud tenemos que conocer y  mucho”, explicó Lisset Fuentes, miembro de la Pastoral Penitenciaria.
Este Diálogo se realiza cada año desde 2004. “A ellos les llama mucho la atención este tipo de eventos porque vienen diferentes operadores de justicia, tenemos lo que es el apoyo de la parte de salud, las autoridades penitenciarias; entonces es como un trabajo en conjunto”, agregó.
Actualmente hay veintidós  personas que viven con VIH en el Centro Penal, informó Antonio Murcia, enfermero voluntario desde hace seis años. De ellos  hay diecisiete pacientes que reciben tratamiento antirretroviral y cinco están en monitoreo, “es decir que cada seis meses se les hace el famoso CD4 que es el conteo de las células de la persona, si esas células bajan de trescientas cincuenta se le comienza el tratamiento ARV o antirretroviral”.
Según Murcia, de cien personas el 98 % con el virus lo adquirieron afuera del penal. “No se obliga a nadie a hacerse el examen de VIH. Entre enero y febrero se hizo un control de cincuenta y todos salieron negativos”.

Iglesia Católica denuncia mora judicial.
Durante el Séptimo Diálogo Penitenciario, los privados de libertad denunciaron la gran cantidad de personas presas sin tener una sentencia,  convertidos en expedientes dormidos.
“La mora judicial, eso que los agentes de pastoral no dejan de pronunciar y denunciar, la mora judicial tiene que ver conque los diferentes aparatos judiciales, los diferentes jueces ya sea jueces de ejecución, tribunal de sentencia y en el campo del ministerio público, fiscales de diferentes clases, se ven inmersos en una mora, es decir, no realizan el trabajo de acuerdo con el tiempo, con la calidad, con los resultados”, expresó la Abogada Blanca Valladares, ex magistrada y asesora regional de la Pastoral Penitenciaria.
La Abogada comentó sobre la falta de conciencia de los jueces. “Los privados y privadas de libertad ya al final aparecen en expedientes en papeles, entonces imagínese usted a un juez con aire acondicionado, con su taza de café  y con su salario a la orden… qué grado de sensibilización tendrá?   Y de repente él tiene un expediente guardado por allá y que cuando lo viene a ver esta persona debió estar fuera ya hace tiempo. Entonces la mora judicial es de las violaciones más grandes que hay”.
A nivel nacional en  2009 se hablaba de una población penitenciaria arriba de los nueve mil, pero de ahí se diferencia los sentenciados y sentenciadas, y a quienes se les instruye procesos, y es ahí donde está el problema, por qué no se sentencia, o por qué no se finiquitan estos expedientes y condiciones. El Estado no da estadísticas de cuántos hay sentenciados, pues el Estado estaría reconociendo su mal funcionamiento en el sistema penitenciario.
Sobre las necesidades del Centro Penal Sampedrano, la ex magistrada opina que son múltiples desde físicas, de salud y espirituales. “De hecho, la Pastoral Penitenciaria en su estructura y principalmente en la Zona Norte tiene como bien establecido cuál es, en realidad, el papel y finalidad de la Pastoral. Primero hay un acompañamiento,  la promoción de la fe, y un acompañamiento a cada uno de los privados de libertad”.
A través de esta Pastoral se busca potenciar la dignidad humana, “es decir son hijos de Dios aún en medio de dificultades, problemas, errores, y situaciones delictuales que hayan cometido”, agregó la Abogada. “También está un acompañamiento en la promoción de los Derechos Humanos, entendido esto como los Derechos Humanos comprendidos en los campos de salud, educación, alimentos y familia”.
A nivel nacional está la necesidad de lograr que los centros penales realmente no sean centros puramente de rejas y encierro, inmovilización, sino que sean centros donde llegue el colegio, la escuela, donde haya trabajo, producción, por ejemplo, en San Pedro Sula hay dentro del Centro una fábrica de pan, otra de ropa, sastrería, producción de candelas, manualidades y hay escuela”.
La rehabilitación es urgente. “Y todos estos talleres son como rehabilitación. En un estado de violencia hemos de preguntarnos qué aspectos genera toda esta violencia, y las víctimas de la violencia somos todos”.
La Abogada Valladares aconsejó a los privados de libertad solicitar a sus defensores que estén moviendo sus expedientes, y que se apoyen de la Pastoral Penitenciaria.

Alerta roja por tuberculosis.
La preocupación más fuerte en cuanto a salud es la tuberculosis. “En la Penitenciaría se han elevado los casos de TB”, informó la profesional de la Salud, Zulema Espinal, representante del Departamento de Control de la Tuberculosis en la Región Metropolitana de San Pedro Sula.
“En este momento estamos en Alerta Roja en el Centro Penal y en la ciudad de San Pedro Sula. No estamos dispuestos a callar, desde este momento estamos haciendo público el conocimiento de que sí hay alerta roja por tuberculosis en San Pedro Sula”, advirtió la profesional de Salud.
Aumentan los casos de TB. “A diario están llegando solicitudes de medicamentos por pacientes que son nuevos. Hay personal de la Salud enfermos, está en todos los niveles, no importa si su nivel económico es alto o bajo”, agregó.
La médico dijo que el compromiso de tomar medidas no es sólo de la Secretaría de Salud, “el compromiso es de todas las autoridades y de todos los organismos que estamos viviendo en esta ciudad. La municipalidad sampedrana como tal es la máxima autoridad y es responsable”.
Dentro del Penal sampedrano, las estadísticas señalan unas treinta personas con TB. “Si  multiplica treinta casos por diez, y en las condiciones que los penitenciarios están… es un problema real de salud, estamos haciendo un llamado a las autoridades del nivel central y a todas las organizaciones colaboradoras con este compromiso que tenemos con los presidiarios, para que intervengamos todos”.
El único Doctor que atiende el Centro Penal Sampedrano es el galeno José Interiano, quien atiende tres horas diarias, ayudado por un auxiliar de enfermería. Como apoyo a la asistencia médica hay un voluntariado de diez privados de libertad. “La Secretaría de Salud tiene un equipo grande que está apoyando con unas diez personas que trabajan en este Centro Penal; y la Región Metropolitana como tal está apoyando a través del programa de VIH, y el control de VIHSIDA..

Advertencia.
“La tuberculosis es una enfermedad altamente contagiosa, la vía es aérea, es por medio de la partícula de saliva y en el Penal el hacinamiento es el principal contribuyente para que esta enfermedad se esté propagando en el Centro Penal”. Zulema Espinal, representante del Departamento de Control de la Tuberculosis en la Región Metropolitana de San Pedro Sula.

About these ads

Un comentario el “Problemática de los privados de libertad

  1. Howard Carrasco
    13 agosto 2011

    Lo mejor es la prevención y crear un mecanismo para la detección de nuevos casos

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 10 marzo 2011 por en Diócesis, San Pedro Sula.
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.804 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: