Semanario FIDES

EL DECANO DE LA PRENSA NACIONAL

Niños Quemados

A diario ingresan a hospitales niños
con diversos grados de quemaduras

Por Carlos Ramos
cramos@fundacioncatolica.org
Las lágrimas que salen de los desvelados ojos de la señora Ana Raquel Maradiaga son la muestra de dolor, impotencia y consternación al ver que su pequeña bebé de nombre Katherine de apenas ocho meses de edad ya quedó marcada de por vida, producto de las severas quemaduras que sufrió en el cincuenta  por ciento de su cuerpo.
La cara de esta humilde señora denota cansancio, su voz apenas se escucha debido al profundo dolor que le causa ver a su cuarta hija en un estado lamentable, los bracitos de la niña y parte de su dorso están cubiertos por un vendaje especial. Han pasado, ya diez días de que Katherine llegó en un período crítico al Hospital Materno Infantil, pero poco a poco se recupera.
“Yo puse el pepe caliente en una mesa, la niña estaba en el andador y lo dejó caer, yo estaba de espaldas…cuando la vi, de sus bracitos se le desprendía la piel…no quiero recordar” dice con profunda congoja Ana Raquel mientras seca el llanto que corre sin cesar por las mejillas. Las  tiernas caricias que le da en su cabecita, son reflejo de profundo  amor, entre sollozos le dice al fruto de su vientre: “aquí estoy mi amor”.
La mayor parte de infantes atendidos en la Unidad de Niños Quemados es por manipulación de líquidos, sin embargo con  William de 12 años la situación fue diferente: “me atropelló un carro y la llanta me rozó el brazo”, señaló el inocente niño que soltó un breve suspiro como la clara evidencia de dolor.
Según datos estadísticos proporcionados a FIDES, el costo de recuperación de cada niño por semana, oscila entre los ciento cuatro mil lempiras y generalmente se atienden de dos a tres casos diarios, razón que preocupa a las autoridades hospitalarias.

POR LA VIDA DEL NIÑO QUEMADO
Ante tan elevado costo de curación, han surgido varias organizaciones que apoyan constantemente a esta Sala, una de ellas es Fundación de Atención por el Niño Quemado FUNDANIQUEM, agrupación que se ha encargado de colaborar para que los pacientes infantiles tengan una recuperación digna.
“Atendemos cerca de 600 niños con quemaduras al año. Diariamente llegan dos niños por diversas quemaduras, acá tenemos catorce camas  que pasan llenas siempre” dijo a FIDES el doctor Omar Mejía, presidente de la Fundación.
Mejía reveló que el sesenta por ciento de casos pertenecen al área urbana marginal y en menor escala niños de las áreas rurales. Los infantes normalmente llegan  con quemaduras de segundo y tercer grado superficiales y profundas, lo que su recuperación puede ser de ocho días a diez meses.
“Somos una Fundación privada sin fines de lucro comprometidos a brindar servicios médicos hospitalarios de alta calidad, cumpliendo con los mejores estándares de desempeño en atención, tratamiento , manejo , procurando satisfacer eficientemente las necesidades en el cuidado de los niños que sufren quemadura” anexó Mejía.
El especialista  apeló al buen corazón de las personas,  para adquirir un Dermatomo, equipo que sirve para obtener injertos de piel, necesarias en las cirugías de los niños, aparato que serviría para  que pronto los pacientitos se integren a  sus actividades infantiles.
Según el galeno, los casos se han acrecentado por el problema poblacional “muchos niños están en las casas, y cualquier situación de descuido por parte de los padres puede ser fatal. Antes atendíamos el cincuenta por ciento de lo que atendemos ahora”.

CAUSAS
Los casos de quemaduras suelen ser por agua o líquidos, que manejados por la inocencia de los niños producen lamentables acontecimientos que marcan para toda la vida, así como algunos casos aislados de padres que por castigo suelen quemar las extremidades de sus hijos.
Las quemaduras son un riesgo presente en todo hogar; un niño puede quemarse por lavarse con agua demasiado caliente o por derramar una taza de café. En realidad, las quemaduras, en especial las escaldaduras provocadas por agua y líquidos calientes, son uno de los accidentes infantiles más comunes. Los bebés y los niños son más vulnerables que los adultos, porque son curiosos, pequeños y su piel sensible necesita más protección.

CERO PÓLVORA
Se acerca la época navideña, tiempo reflexivo y familiar. Pero muchas familias hondureñas han visto mermada la felicidad de la época y han tenido que pasar Noche Buena en la Sala de Niños Quemados del Materno Infantil, porque han sufrido quemaduras por artefactos hechos con pólvora.
Es por ello que para evitar esta clase de tragedias, El Materno Infantil, en su Sala de Niños Quemados lanzó recientemente la Campaña  “Cero Pólvora”,  precisamente para evitar que los pequeños de los hogares tengan que pasar por sus salas de recuperación.
El doctor Darío Zúniga,  Pediatra del Materno Infantil,  expresó a los medios de comunicación: “Hemos visto que en los últimos cuatro años ha disminuido la incidencia de quemaduras por pólvora, y hemos tenido una disminución a tal grado que el año 2007 hubo más de cinco niños quemados, en el 2008 hubo tres, en el 2009 sucedieron  3 (mutilaciones) y esperamos en el año 2010 no tener ningún ingreso de niños quemados por pólvora”.
Según lo explico el doctor Zúniga esta campaña se está realizando en tres de las Alcaldías del País: San Pedro Sula, el Distrito Central  y la ciudad de Choloma, estas ciudades se han sumado junto con otras instituciones que se unen a la campaña en signo de solidaridad.

CAUSAS COMUNES DE QUEMADURAS
La primera medida para ayudar a evitar las quemaduras en los niños es conocer las causas más comunes:
-Escaldaduras, la principal causa (provocadas por vapor, un baño caliente, tazas de café que se vuelcan, líquidos de cocción, etcétera)
-Contacto con fuego u objetos calientes (estufas, hogares de leña, rizadores para el cabello, etcétera)
-Quemaduras provocadas por sustancias químicas (causadas por la ingestión de productos tales como limpiadores de cañerías o pilas de relojes; o por la salpicadura de sustancias químicas, como blanqueador, sobre la piel)
-Quemaduras por exposición a la electricidad (causadas por morder cables o colocar los dedos u otros objetos en los tomacorrientes, etcétera)
-Exposición excesiva al sol.

QUÉ HACER EN CASOS DE QUEMADURAS
Los niños  con quemaduras  requieren de asistencia inmediata, por esta razón es sumamente importante que los padres y o quienes cuidan de ellos  tengan conocimientos y habilidades en primeros auxilios para evitar complicaciones y ayudar a aliviar el dolor mientras llegan los servicios de emergencia. Asistir  oportunamente al accidentado puede contribuir incluso a salvarle la vida en las situaciones más graves.

A continuación te explicamos cómo debes proceder en caso de que algún miembro de la familia sufra una quemadura en el hogar.

QUEMADURAS DE PRIMER GRADO
Se reconocen porque la piel solamente está enrojecida. En estos casos debes refrescar la quemadura con agua a una temperatura entre 10 y 20 grados centígrados y luego observarla para ver si se presenta algún cambio.

QUEMADURAS DE SEGUNDO GRADO
Se reconocen porque aparecen ampollas en la piel. Si este es el caso, lava la zona afectada durante unos 5 minutos con abundante agua. Si la ampolla está intacta pon un antiséptico sobre ella y cúbrela con un paño limpio o una compresa estéril. Si está rota deberás tratarla como una herida. Lávate las manos y aplica antiséptico, luego recorta la piel muerta con una tijera limpia y aplica más antiséptico.

QUEMADURAS DE TERCER GRADO
Son las más graves, en ellas la piel aparece carbonizada. Debes proceder de la siguiente manera: lava la zona afectada con abundante agua al menos durante 5 minutos, pero No retires los restos de ropa, ni revientes las ampollas. No apliques ninguna pomada, sólo envuelve la parte afectada con una toalla, sábana o un paño limpio humedecido en suero, agua oxigenada o agua pura y llama al servicio de urgencias de inmediato.

Fuente: http://www.salud.com

COMPRA UN LIBRO Y SALVA UNA VIDA
En apoyo a la FUNDANIQUEM es que el publicista y escritor Rodney Owen ha emprendido una camita solidaria cuyo fin en crear conciencia al flagelo de los niños quemados.
Owen partió a pie desde Tegucigalpa el pasado lunes y espera concluir diez días después el peregrinaje en la ciudad de La Ceiba el próximo 18 de noviembre.
Durante el recorrido el entusiasta y solidario joven, expondrá en las plazas públicas de esta problemática, además de poner a la disposición dos obras literarias escritas por él bajo los títulos: Publicidad Made in Honduras y Eureka.
De las ventas de los libros, el cincuenta por ciento será destinado a la Fundación de Niños Quemados.

EL DATO
Según las estadísticas el costo de  una semana de atención a un niño quemado en esta Unidad  gasta alrededor de 104 mil lempiras.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 12 noviembre 2010 por en Destacado.
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 4.019 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: